Formación Dual en España

Formación Dual en España

Los últimos tiempos en España se han caracterizado por una cierta inestabilidad, especialmente en temas tan importantes para la economía como la política laboral, y más concretamente, el paro juvenil, que ha estado situado en unos niveles muy altos desde la crisis económica del 2007.

Muchos jóvenes en este país no realizan ningún tipo de formación profesional debido a la poca confianza que tienen estos en este proceso; es por ello, que es recomendable que desde pequeños a los jóvenes haya que resaltarles la idea de que en el supuesto caso de que decidan no realizar una carrera universitaria puedan tener la posibilidad de que tomen estos cursos para que en el día de mañana puedan tener más opciones de conseguir un puesto de trabajo.

La formación de un trabajador reside al 50% en parte teórica y la otra en parte práctica, por ello, es necesario y muy importante formar a los profesores para que sean capaces de incentivar a los niños en este aspecto y que las empresas y en concreto, las Pequeñas y Medianas empresas, que representan el 98% del tejido empresarial español, actúen como educadoras, a la vez que de empleadoras.

Entre los temas más importantes en los que hay que resaltar la formación de estos jóvenes hay que incentivar dos puntos:

  • El inglés (obligatorio) y luego otro/s idiomas, cuantos más sean más oportunidades tendrán de encontrar trabajo.
  • Los ¨soft skills¨, que consiste en una serie de cursillos para enseñar a la gente a tratar cara a cara al público; al igual que la colaboración de un trabajador ya formado que acompañe en todo momento durante los primeros días al joven tras acabar el curso y empezar a trabajar en la empresa.

Actualmente en España la Formación Profesional no es de calidad, es por ello, por lo que desde Organismos públicos se reclama que se cree una Comisión para conseguir tutores que incentiven a los jóvenes, puesto que, teniendo una formación dual de calidad en España, se hará que el país se desarrolle a un gran ritmo y se consiga una mayor competitividad.

Una formación profesional de calidad supondrá que de tres a cuatro empleos de cada diez sean ocupados por técnicos y que de dos a tres de cada diez sean ocupados por directivos, según fuentes gubernamentales.

 

Publicado en Educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *